Autor: admin 23 marzo 2010


Neurociencia y meditación: en 2007, el monje budista Matthieu Ricard –en la foto junto al neurocientífico Richard Davidson– fue considerado como el hombre más feliz del planeta tras años de estudio de su cerebro en el laboratorio de neurociencia afectiva de la Universidad de Wisconsin (Imagen: Universidad de Wisconsin).

Neurocientificos como Richard Davidson, de la Universidad de Wisconsin, están buscando en los cerebros de los monjes budistas huellas para comprender por qué distintas técnicas de meditación podrían ayudar a las personas a alcanzar mayores cuotas de bienestar emocional. Hace más de 35 años, Matthieu Ricard, al que llaman “el hombre más feliz del mundo” a raíz de los experimentos con Davidson, dejó una prometedora carrera en Francia como bioquímico para convertirse en monje; colabora con el Mind and Life Institute (co-fundado por el Dalai Lama) donde se estudian distintos aspectos de la plasticidad cerebral y de la neuropsicología cognitiva para comprender la conexión entre la meditación, el cerebro y el bienestar emocional.

Matthieu Ricard es además traductor, fotógrafo (sus fotógrafías del Tibet pueden contemplarse en Tibet: An Inner Journey) y escritor de libros de tanto impacto como “El monje y el filósofo”, o “En defensa de la felicidad”.

Os dejamos un video de una charla de Ricard en las TED Conferences (para verlo con subtítulos en castellano, hay que clicar en “view subtitles” y elegir “Spanish”) el audio del programa radial “Afectos en la noche”, en el que Elsa Punset habla sobre el monje.

 

El monje Matthieu Ricard (Afectos en la Noche)


57 Respuestas to “Vidas que inspiran… Matthieu Ricard”

  1. Víctor:

    Fabuloso. Matthieu Ricard no sólo inspira, sino que además contagia felicidad.

  2. María:

    Tres libros que, aunque no hayan sido exactamente una meditación, en tres periodos de mi vida, me ha ayudado leerlos:
    -“El conocimiento inutil, la primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira” de JF Revel editorial Planeta 1989
    -“El monje y el filósofo” de JF Revel y Matthieu Ricard editorial Urano 1998.
    -“Emociones destructivas, cómo comprenderlas y dominarlas” editorial Vergara 2003.
    Gracias a todos los autores por sus reflexiones.

  3. Elsa Punset:

    Coincido absolutamente con la recomendación de “El monje y el filósofo”, de Revel y Ricard, es un libro magnífico. Revel era un famoso filósofo francés, ateo, muy racionalista, y allí discute con su hijo el monje budista acerca de todo los que les unía y les separaba. Un abrazo.

  4. virginiawoolf:

    La verdad es que estos monjes dan un poco de envida allí en su Himalaya ¿no?

    Os dejo este texto -por su belleza y porque lo contiene todo- de Deepak Chopra:
    “…
    “Qué piensas del trabajo que acabas de hacer?”

    “Que no tenía objeto”, se desahogó Arturo.

    “Exactamente, y lo mismo sucede con la mayoría de los esfuerzos del ser humano. Pero la inuti-lidad solo se descubre cuando ya es demasiado tarde, una vez realizado el trabajo. Si vivieras hacia atrás en el tiempo, habrías reconocido que hacer esa zanja no tenía objeto, y no te habrías molestado en comenzar a cavar”.

    Podría decirse que todo profeta vive hacia atrás en el tiempo, puesto que aparentemente experimenta lo que aún no ha sucedido. Se diría que el día del nacimiento de un mago es el día en que desaparece del mundo, suponiendo que en realidad muera. Según Merlín, el tiempo es la eterni-dad cuantificada. Todos estamos rodeados por lo eterno. Para el mago la muerte es solo una creencia, si pensamos en nuestro cuerpo como aquel que nos marca nuestro principio al nacer y el fin cuando morimos. Para Merlín todo es energía pura, y la energía no tiene principio ni final. Nuestra sabiduría interior es eterna.

    “Yo soy esa chispa de consciencia. Soy inmortal e inmune al tiempo. No te limites a especular sobre mí, a juzgar si debes aceptarme o rechazarme. Sumérgete hasta el fondo y desecha todas tus dudas. Cuando finalmente nos encontremos, sabrás quién soy. Y entonces mi inmortalidad no será una simple noción, será una realidad viva en ti”.
    …”
    ~

    Sólo me gustaría terminar haciendo una advertencia, se pueden hacer muchas, y es que los antropólogos y los sociólogos nunca han tenido libertad de movimientos, hasta ahora sólo le habían permitido estudiar al salvaje bambara de Africa; realmente si estudiamos a los grupos humanos, yo no sé, efectivamente “el mayor afrodisíaco” es el poder, que diría Nietzche. Y de vuelta con el viaje al “poder” de la mente… tal vez, como dice Eduard.

  5. Luis Martin-Santos:

    Me parecen muy interesantes todos estos experimentos científicos sobre los efectos de la meditación en las personas.

    La meditación en Oriente para los Rishis de los Vedas, los Yoguis, los budistas tibetanos es una auténtica ciencia de lo interno.
    En Occidente la ciencia está enfocada hacia fuera, hacia el mundo objetivo. Nos ayuda a explorar y comprender nuestro mundo externo. La meditación tiene también una vocación científica para explorar el mundo interno.

    Cuando logramos unir estos dos mundos el resultado tiene que ser una ciencia más responsable al servicio de la humanidad y de todo el planeta.

    Para mi el camino, the way out…a la coyuntura actual sería” ciencia más conciencia”.

    ¡Qué foto tan gráfica de este intento!

  6. Manuel Castellanos:

    Estupendo artículo, Elsa…. muchas gracias…. besos.

  7. Paki:

    Muy interesante video…yo saco en conclusion que debemos aprender a manejar nuestra mente para asi llegar a sentirnos plenos, si conseguimos entender nuestro cerebro y como funciona, este no nos engañara y sabremos como actuar ante la realidad.

  8. Rosa:

    Me encanta lo que aquí expresáis. No soy experta y alomejor os parece una chorrada, pero ¿qué sentido tiene que nazcamos con tanta ignorancia? Si tenemos ese potencial, ¿qué ha hecho que seamos tan tozudos, las mentiras interesadas que hablaba Elsa? No sé, a juzgar por la historia, no parece que nos haya salido tan bien como para que esas mentiras nos sean tan renables.
    Un abrazo a todos,

  9. David:

    ¿La felicidad está a 5.000 metros de altura? 西藏自治区….. ó Región Autónoma del Tibet. Es indudable que la filosofía oriental en general, la vía budista en particular, goza de gran respeto y admiración en nuestra sociedad, desde siglos atrás.
    Pero la paradoja es que un movimiento que se aparta de lo material como opción, ha sido convertido en una moda más, otra etiqueta, con el peligro consiguiente de ser reducido a tópicos y emblemas tan simples como susceptibles de mercadeo. Un ejemplo horripilante serían las discotecas decoradas a lo budista, ¿os imaginaís a algún monje budista atacado por esa música infernal? Gracias a sus capacidades adquiridas superarían la prueba, no me cabe la menor duda, pero sería mucha mayor penitencia que los electrodos de las pruebas científicas. Otro ejemplo son organizaciones que utilizan el yoga, los mantras… con mucho ánimo de lucro.
    Creo que la vida de este budista francés es muy ejemplar y admirable, pero entiendo que tenemos que conseguir una espiritualidad interna que sirva para la civilización occidental. No desde presupuestos anacoretas de retiro, de abandono, sino desde dentro. Si se toma conciencia global sería posible mejorar aspectos de nuestras sociedades y sería imposible seguir con este “progreso” deshumanizador, antinatural.
    No podemos todos autoexiliarnos a Tibet (aunque ganas no falten), debemos encontrar el camino de la felicidad en nuestros entornos y facilitar el camino a los demás, tendiendo puentes, espoleando al prójimo.
    Trabajar la introspección y meditaciones como las que propone Elsa, huir del concepto de felicidad de sensaciones positivas perpetuas, integrando las negativas y las frustraciones, las cuales debemos superar. Felicidad incondicional, amor infinito a la vida, aunque duela.
    ¡No queremos hartarnos con ese pastel gigante, queremos moldear el nuestro propio “la mente D.O”, para encontrar la felicidad perdurable! Ya de venta en…. tu interior. :)

  10. Elsa Punset:

    Hola, David. Creo que el interés por las prácticas budistas se debe a varios elementos. Os comento uno que a mi me parece sobresaliente: hablar de plasticidad cerebral implica que podemos influir de forma directa en nuestro cerebro. Todavía no sabemos muy bien cómo, pero estamos descubriendo que una de las formas más sencillas y eficaces de hacerlo es a través del propio pensamiento, por ejemplo a través de las prácticas contemplativas. Los budistas han mantenido estas tradiciones de forma muy activa a través de la meditación, y como algunos monjes están colaborando en distintos laboratorios de neurociencia, podemos medir determinados aspectos de sus prácticas. Dado que los resultados son muy llamativos, se habla mucho de ellos últimamente. ¿Significa esto que todos hemos de convertirnos en monjes budistas? ¡Por supuesto que no! Los humanos formamos un ecosistema emocional y social muy variado. Cada camino es único, afortunadamente. Y la esencia de lo que nos podría beneficiar con las prácticas contemplativas también puede conseguirse por otros medios (afecta a tres funciones fundamentales del sistema nervioso: la regulación, el aprendizaje y la selección). En términos concretos, estamos hablando, por ejemplo, de lograr centrar la atención (una capacidad bastante olvidada en nuestra sociedad occidental sobre-estimulada), de activar determinadas partes del cerebro, o de filtrar algunas emociones perjudiciales- envidia, estrés, exceso de irritación, de ira y de preocupación… que hacen sufrir y desgastan a las personas. Esto se puede lograr pintando, cantando, creando, caminando… o meditando, que es una herramienta sencilla, rápida, barata y aparentemente muy saludable (el neuropsicólogo y escritor Rick Hanson dice que la atención plena es para la mente lo que el ejercicio aeróbico es para el corazón.) Richard Davidson es uno de los neurocientíficos que intenta aplicar, con cierto éxito, estas técnicas a las vidas de los occidentales atareados, entre los que nos incluimos casi todos. Un abrazo.

  11. David:

    Siempre fascinantes y evocadoras tus palabras, estimada Elsa.
    Mientras reflexionaba sobre tu comentario, he releído unas páginas de Siddharta (obra de Hermann Hesse que es mi recomendación sobre el tema).
    Estoy de acuerdo con lo que dices de la incapacidad de conseguir niveles altos de atención. Creo que la sociedad favorece este déficit. E incluso me atrevo a decir que la gente si que centra la atención pero en cosas cerradas, sin capacidad de expansión. Véase el último gesto de Cristiano Ronaldo o el flamante vestido de Penélope Cruz. No exagero si digo que la felicidad de una persona puede verse alterada por el resultado de un partido o por la ausencia de talla S de ese modelito que me quería comprar. Amigo Marx, hoy existen muchos opios para el pueblo. Creo que es necesario rebelarse, ir más allá, dirigir mejor las emociones, interesarnos por cosas menos finitas, acabadas y poder desarrollar la imaginación.
    Son de agradecer todos los esfuerzos ilustradores de los pensadores que intentaís ofrecer estrategias para conseguir moldear la mente en busca de la felicidad.
    Lo que quería exponer en mi anterior comentario es la mayor complejidad de ser seres reflexivos, con capacidad de meditación,… en nuestra sociedad de lo efímero. Por ello, valoro mucho a las personas que lo consigan o simplemente lo intenten. No creo que todos puedan ni quieran emprender estos viajes iniciáticos al fondo de su ser, y pido respeto para todas las personas, es una opción, cada cual labra su camino. Me parece reprochable la soberbia de algunos que se creen en posesión del sendero correcto (la verdad absoluta) y miran a los demás con esa sensación de… “pobrecillos”.
    En el río de la vida, unos nos ahogaremos, otros seremos naúfragos, pero el mayor esfuerzo debería ser llevar el barco a buen puerto.
    Un abrazo de más de 6 segundos.

  12. samuel:

    cuando el sabio señala la luna, el necio se queda mirando el dedo. mientras vosotros seguis hablando, nosotros continuaremos meditando

  13. Elsa Punset:

    David, ¿has leído la obra de Carl G. Jung “Recuerdos, Sueños y Pensamientos”? Son las reflexiones visionarias de un hombre de más de 80 años, un gran sabio occidental. Con este libro y un abrazo de más de 6 segundos :), seguro que pasarás unos buenos días de semana santa.

  14. Manuela:

    Hola Elsa:

    No te conozco, pero si debo agradecerte el momento en que me encuentro. Estas pasadas Navidades, en un momento de crisis importante, leí tu libro Inocencia Radical. Me movio emocionalmente tanto, que ahora me tienes haciendo un taller de Formación Gestal, un fin de semana al mes durante un año. Está siendo un proceso doloroso, pero tengo la certeza que a partir de aquí, viveré la vida de otra manera, en paz y armonia conmigo y por extensión con los demás.
    Gracias

  15. la esencia de las prácticas contemplativas « Estherllull's Blog:

    […] virginiawoolf: 25 Marzo 2010 a las 11:10 am […]

  16. La búsqueda de la felicidad « #Franrejon blog:

    […] información sobre el Marketing de la felicidad, que está haciendo Coca-Cola últimamente, he encontrado una charla en TED, realmente fascinante realizada por Matthieu Ricard, donde como consejo final indica que la […]

  17. MARIA CRISTINA COACH:

    Hola Elsa?
    Me encanta tu forma de expresarte y de pensar. Me gustaría que me despejaras una duda: Me podrias explicar exactamente “como MEDITAR”? Me gustaría que lo explicaras de una forma que lo puedan entender niños y adultos. Tengo un hijo preadolescente y no se como enseñarselo. Además necesito una persona “de autoridad” que se lo explique. Gracias

  18. laurent:

    Una opinión: comparto plenamente el enfoque positivista de nuestra percepción como clave de la felicidad. Recomiendo Auguste Comte “la felicidad sin esperanza” (“le bonheur désespérément”).

    Como el contribuyente anterior, existe manuales o libros para enseñar la meditación a los niños de cualquier edad. Desconfio por sístema en confiar este aspecto a grupos o asociaciones desconocidas que desvirtuan a menudo el mensaje para inculcar ademas mensajes sectarios o religiosos que no tienen nada que ver.

    Gracias por vuestra ayuda

  19. EDGAR:

    Hola Elsa. Hola M. Cristina: A mi también me gustaría que me explicara alguien con claridad meridiana como se medita. Y si es verdad que tiene tantas ventajas, es bueno que alguien con una mente tan bien amueblada como tu Elsa nos pueda dar unas pautas claras.
    Gracias. Un abrazo.

  20. Isabel González:

    Me lo guardo como una joya informativa. Pero no puedo dejar de pensar en la miseria que ví en el Tibet, la pobreza de los niños pidiendo una moneda, sus miradas tristes y los templos gustosos de recibir y acumular limosnas de los más pobres…nada que no hayamos visto alguna vez por aquí. Os sigo puntualmente. Un abrazo.

  21. Elsa Punset:

    Hola a todos, Maria Cristina, Edgar… La meditación es sin duda algo muy experiencial. Así que de entrada, voy a hacer algo irreverente: voy a recomendaros un libro que cuenta, con mucha gracia y fuerza, la experiencia como meditadora de una mujer que podría ser cualquiera de nosotros (se llama Elisabeth Gilbert, su libro existe en edición de bolsillo: “Comer, Rezar, Amar”.) Podeís acompañarla a través de una experiencia palpable de lo que significa meditar en la parte donde describe su viaje a la India (“Rezar”).

    Básicamente, yo os diría que la meditación- o cualquier tipo de entrenamiento mental- enseña que todos tenemos la capacidad de aprender a tomar distancia de ese conglomerado de pensamientos, sentimientos y reacciones viscerales que nos asaltan, dictan quienes somos y nos hacen repetir de forma automática, una y otra vez, los guiones aprendidos a lo largo de la vida. Cuando meditas, no luchas contra tus pensamientos y emociones, simplemente los observas. Como no entras en el torbellino mental y emocional, los pensamientos y las emociones no escalan, ya no te aprisionan. Puedes mitigar su impacto, y poco a poco elegir con cuales vives. Es una experiencia muy liberadora, pero exige una cierta disciplina, sobre todo al principio. La respiración es un elemento clave durante la meditación, porque el simple hecho de respirar, de anclar la atención en torno a la respiración, calma las respuestas fisiológicas y te ayuda a centrarte en algo concreto y regular. Laboratorios en todo el mundo están desvelando lo eficaces que resultan las prácticas de meditación o entrenamiento mental en todos los ámbitos y a todas las edades (Richard Davidson entre ellos).

    ¿Métodos? Una buena librería tendrá sin duda distintos métodos con meditaciones guiadas, y eso ayuda para empezar. Para niños y adolescentes, conozco el libro de Linda Lantieri (Aguilar) con ejercicios de relajación muscular y de atención plena (yo grabé los ejercicios en castellano). Me estoy alargando… es un tema que podríamos tratar en un post. Si tenéis dudas específicas, decídmelo. Un abrazo a todos.

  22. Redes para la Ciencia » El domingo: Redes 60: La ciencia de la compasión:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  23. La ciencia de la compasión « Altermon_Consciència pel canvi:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  24. La Ciencia de la Compasión « Dr. Carlos D. Amodei:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  25. TEXTO CASI DIARIO ; ) - María Pilar Clau y Mariano Gistaín » Redes 60 de Eduardo Punset: La ciencia de la compasión:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  26. Política a Cerebro Completo: Parte 1 | Política 2.0:

    […] un individuo que podríamos decir que piensa a CEREBRO COMPLETO, el biólogo y monje budista Matthieu Ricard cuyos planteamientos giran entorno a la felicidad, y menciona que: “LA FELICIDAD no es una […]

  27. PENSAMIENTO CONSCIENTE » Blog Archive » LA CIENCIA DE LA COMPASIÓN:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  28. José Antonio:

    Hola a todos:

    Gracias a un amigo he llegado a esta página, tras ver la entrevista de Eduard al monje biólogo, M. Ricard. Ha sido un placer escucharla, y una auténtica sincronicidad para mi.

    He visto que Elsa recomienda la lectura de la obra autobiográfica de Carl G. Jung. Y me sumo a esa recomendación. LLevo cerca de una quincena de años estudiando a Jung y empleando su método fenomenológico. Y, en cierto sentido, muchos de lo que se ha dicho en la entrevista deviene obviedad cuando se llega a un cierto estado de consciencia. Sin embargo, si bien el budismo puede ser interesante para adentrarse en el conocimiento, el mismo Jung avisa del peligro de aventurarse por caminos que son foráneos al occidental.

    Gracias por tdo

    Un saludo cordial

    José Antonio

  29. Redes 60: La ciencia de la compasión | elRefinamiento:

    […] el capítulo que hoy tratamos, Eduard Punset se reúne con el biólogo y budista Matthieu Ricard, con el objetivo de tratar lo que han llamado la ciencia de la […]

  30. el hombre mas feliz del mundo | El Secreto de todo Exito es Ser Feliz. Coaching. Ley de Atraccion. Desarrollo personal:

    […] unos años, la neurociencia sorprendió al mundo nombrando al biólogo y monje budista Matthieu Ricard, como el Hombre más Feliz del […]

  31. La Ciencia de la Compasión: por Eduard Punset y Matthieu Ricard | Tierra y Cielo:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  32. Cristina Gutierrez:

    Que pasada, madre mia¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Mákina el tronk, máquina

  33. David:

    Sorprendente el trabajo de Matthieu Ricard y de Richard Davidson.

    Mas interesante el tema que evoca todos estos estudios i sus derivados artículos. Como bien habéis comentado tanto David como Elsa, este es un debate que he mantenido conmigo mismo durante tiempo. Como simple lector aficionado he mantenido mi atención en la estrecha relación que han exhibido la Neurociencia i las prácticas budistas durante estas dos últimas décadas.

    Poco a poco neurocientíficos han trabajado en desenterrar la Pompeya de la neurociencia que representa el budismo tibetano. Cada vez más científicos muestran interés en la traducción de la ciencia oriental al lenguaje de la empírica ciencia occidental y eso representa un crecimiento exponencial de los libros, artículos i conferencias que abordan el tema.

    Es también razonable que este interés, cada vez mas mediático, haya llegado a los estratos mas superficiales de la sociedad en forma de modas. Con humor diríamos que en si existiese la NBA de las religiones mundiales, parece que la ciencia acaba de comprar a los budistas como si se tratara de una franquicia. Parece que la temporada de religiones mundiales de este siglo va a ser emocionante!!!

    Solamente me pregunto de que manera el Dalai lama i sus sucesores llevaran adelante la refundación teórica de los principios budistas. Es muy curioso leer al propio Dalai lama en uno de sus últimos libros “El universo en un solo átomo” muy consciente de todo ello. .

    Yo tampoco creo que para alcanzar la felicidad debamos ir al Himalaya, pero si seria interesante hacer algo con nuestro obsoleto sistema educativo.

  34. Batistuta(David):

    Sorprendente el trabajo de Matthieu Ricard y de Richard Davidson.

    Mas interesante el tema que evoca todos estos estudios i sus derivados artículos. Como bien habéis comentado tanto David como Elsa, este es un debate que he mantenido conmigo mismo durante tiempo. Como simple lector aficionado he mantenido mi atención en la estrecha relación que han exhibido la Neurociencia i las prácticas budistas durante estas dos últimas décadas.

    Poco a poco neurocientíficos han trabajado en desenterrar la Pompeya de la neurociencia que representa el budismo tibetano. Cada vez más científicos muestran interés en la traducción de la ciencia oriental al lenguaje de la empírica ciencia occidental. I eso representa un crecimiento exponencial de los libros, artículos i conferencias que abordan el tema.

    Es también razonable que este interés, cada vez mas mediático, haya llegado a los estratos mas superficiales de la sociedad en forma de modas. Con humor diríamos que en si existiese la NBA de las religiones mundiales, parece que la ciencia acaba de comprar a los budistas como si se tratara de una franquicia. Parece que la temporada de religiones mundiales de este siglo va a ser emocionante!!!

    Solamente me pregunto de que manera el Dalai lama i sus sucesores llevaran adelante la refundación teórica de los principios budistas. Es muy curioso leer al propio Dalai lama en uno de sus últimos libros “El universo en un solo átomo” muy consciente de todo ello. .

    Yo tampoco creo que para alcanzar la felicidad debamos ir al Himalaya, pero si seria interesante hacer algo con nuestro obsoleto sistema educativo.

  35. Redes 60: La ciencia de la compasión | Entre el Cielo y la Tierra:

    […] Posted on 21 Agosto, 2010 by reflexionesdelalma Según el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  36. NUEVA CONCIENCIA LA MENTE. « El eco del Bierzo:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  37. La Ciencia de la compasion « NUTRICION Y LUZ:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  38. MrWilliam:

    No soy budista aunque, al contrario que otras grandes religiones, me atrae su manera respetuosa de situar a la persona y al resto de las personas en el mundo. Descubrí a Matthieu a través de “El arte de la meditación” un arte que se debería aprender en todas las escuelas al igual que educación física, matemáticas o literatura.

    Un saludo

    MrWilliam

  39. Redes para la Ciencia » El domingo, Redes 60: La ciencia de la compasión:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  40. Sin tiempo para pensar (II) « comunicaciónycultura:

    […] esta línea es el siguiente vídeo en el que Eduard Punset entrevista al biólogo y monje budista Matthieu Ricard. Suena casi extravagante que en estos tiempos de estrés digital desde la ciencia se abogue por […]

  41. Redes para la Ciencia » Redes 60: La ciencia de la compasión | Educación, comunicación y sociedad:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  42. Pepe:

    Sólo quiero compartir un libro sobre meditación que me ha impresionado: “La ira: dominio del fuego interior” del monje budista Tich Nhan Hanh. Me ha costado un montón memorizar su nombre pero me ha enseñado realmente a valorar la respiración. La respiración es la esencia de la meditación y también el mecanismo de control de la ira y de activación de la compasión. Antes de leer este libro no sabía qué era la respiración. Me ha ayudado mucho personalmente.

  43. Pepe:

    Hola. Quiero compartir algunas “esencias” del libro del monje budista Tich Nhan Hanh, “La ira: el dominio del fuego interior”. Resumo muy técnicamente lo que para mí supone el meollo yendo a lo básico.

    El autor a lo largo de su escrito reflexiona sobre la relación existente entre meditación y transformación de la ira interior, meditación y autocontrol. La meditación como instrumento para hacer aflorar la compasión- esa que todos llevamos dentro aunque estemos enojados.

    Tich habla de los bloqueos energéticos llamados Samyojana- en sánscrito. Se pueden definir como “núcleos o nudos de ira” que nos impiden actuar libremente. Están traducidos como “formaciones interiores”. Estas “formaciones interiores” se pueden formar a consecuencia de un maltrato externo o experiencia traumática pero también los conforman otro tipo de causas. Estas formaciones condicionan nuestra conducta reduciendo nuestra capacidad de elección.

    La MEDITACIÓN trabaja estos “samyojanas” o “formaciones interiores”.

    También hay samyojanas “agradables”, “formaciones” por ejemplo producidas por el alcohol, drogas, etc. Te produce ira la búsqueda de la sustancia cuando la sensación placentera producida en tu organismo desaparece. Como veis las “formaciones interiores” vienen a ser esquemas mentales que determinan conductas mecanizadas en la persona.

    Un ejemplo de Meditación sería la siguiente:

    INSPIRANDO hago consciente mi ira.
    ESPIRANDO cuido de ella, la sonrío.

    Puedes apoyarte en: “La práctica de los 5 recordatorios de Buda”

    • Mi naturaleza es envejecer. No puedo huir de la vejez.

    • Mi naturaleza es la de enfermar. No puedo huir de le enfermedad.

    • Mi naturaleza es la de morir. No puedo huir de la muerte.

    • La naturaleza de todas las cosas y personas es la del cambio. No hay manera de evitar separarme de ellas. Nada puedo conservar. Vine al mundo con las manos vacías y lo abandonaré del mismo modo.

    • Mis acciones son las únicas y verdaderas pertenencias que tengo. No puedo huir de las consecuencias de mis acciones. Ellas son el suelo en el que me apoyo.

    Toda meditación tiene como objetivo hacerme más consciente. En el caso de la ira, gracias a la meditación, me hago más consciente de ella con la idea de cuidar de ella no con la idea de eliminarla.

    Para mí la frase más potente de todo el libro es cuando dice: “cuida tu ira como si fuera tu bebé”. Cuando un bebé está enojado no le gritas, ni le castigas, sino que intentas tranquilizarle, le “contienes” en su estado hasta que se calma. Lo mismo pasa con la ira. No luchas por su eliminación sino que utilizas su energía para la transformación.

    Para terminar decir que en lo que respecta a cómo trata r la “ira” que nos viene de fuera, por ejemplo en los conflictos, Tich aboga por escuchar al otro siempre y cuando lo puedas hacer desde la compasión. Es curioso, una actitud que muchas veces interpretamos como “débil” este monje la denomina el “equipo de protección”, pues uno no puede estar más a salvo ante una “persona quemada” que escuchándole sin interrumpirle y respirando profundamente desde la compasión. Me parece tan importante esto que lo expongo casi como él lo dice:

    Cómo escuchar

    Si decides “escuchar” profundamente al otro ponte el “equipo de protección”. El “equipo” que te protege de su fuego, de que su sufrimiento te queme, es la compasión. También, escucha los límites de tu cuerpo. No le satures de sufrimiento. Compensa tu “escuchar sufrimiento” con sensaciones placenteras; de la naturaleza, gente positiva, etc. Detente cada hora y sé consciente de tu respiración.

    La respiración es el instrumento más poderoso que tenemos a nuestro alcance para canalizar nuestras emociones. Gracias a la respiración consciente puedo autocontrolarme y hacerme más sensible, estar más abierto a lo de afuera, porque puedo integrarlo dentro de mí sin que me perturbe.

    Desde su perspectiva la Compasión te hace grande. Te ayuda a valorarte más a ti mismo. Añado yo que vivir hasta las últimas consecuencias esta frase puede suponer un bello como vertiginoso viaje hacia el encuentro con el otro, la diferencia del otro, etc.

    “Te equivocas al pensar que si la otra persona no cambia o mejora, nada podrá mejorar. Siempre hay una forma de crear más alegría, paz y armonía, y tú puedes aportarlas”.

    El libro de Tich es una llamada al optimismo inteligente. Deseo que os guste.

    Gracias, Elsa, por animarme a compartir todo esto. Un abrazo.

    Pep

  44. Cómo meditar en un minuto « Con ruedas y a lo loco:

    […] meditación, la Ciencia de la Compasión. Entrevista de Eduardo Punset al biólogo y monje budista Matthieu Ricard. Redes para la Ciencia. LD_AddCustomAttr("AdOpt", "1"); LD_AddCustomAttr("Origin", "other"); […]

  45. juan:

    Hola a todos, a raiz de la lectura de la inteligencia emocional se me desperto un gran interés del mundo de la psicología. El año q viene comenzaré mis estudios del grado psicologia. Me podrias recomendar un libro muy actual sobre avances en neurociencia?

  46. Redes 60: La ciencia de la compasión « Anna Forés:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  47. Meditación y terapia, camino a la felicidad – PAZiencia, centro de psicoterapia individual, de pareja y de grupos:

    […] través de esta entrevista de Eduard Punset a Matthieu Ricard: Según el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  48. El Espíritu del Tiempo – La ciencia de la compasión: Los beneficios de la meditación:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  49. Vides plenes d’inspiració… « Anna Forés Miravalles:

    […] http://www.inteligenciaemocionalysocial.com/301/uncategorized/vidas-que-inspiran%E2%80%A6-matthieu-r… Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. […]

  50. DAISY RESTREPO PINEDA:

    He tenido la oportunidad de leer el libro “El monje y el Filósofo” de Matthieu Ricard y Jean-Francois Revel y pienso que cada vez me convenzo más de lo maravilloso que resulta el budismo. Si todos los seres humanos fueramos conscientes de la importancia de observar que hay unos actos y pensamientos que nos llevan o bien al sufrimiento o a la felicidad, entenderíamos que es sólo trabajándonos interiormente como podemos actuar sobre el mundoy encontrar la felicidad.

  51. Terapia y meditación, camino a la felicidad – PAZiencia, centro de psicoterapia individual, de pareja y de grupos:

    […] través de esta entrevista de Eduard Punset a Matthieu Ricard: Según el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  52. COMPASIÓN « La Casa del Pinsapo:

    […] las criaturas sensibles) es el principio central de la ética. Según el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, para permitir aflorar la compasión y la naturaleza buena que todo ser humano lleva dentro, la […]

  53. La ciencia de la compasión « MI FOBIA SOCIAL:

    […] el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una […]

  54. Una monja Contemplativa, un Periodista, y un Monje Budista, nos dicen cómo alcanzar la Felicidad. « Be Happy:

    […] Matthieu Ricard, monje Budista considerado el hombre más feliz de la tierra nos dice que “la felicidad es un estado mental, una forma de ser y ver la vida, que debe ser  […]

  55. inma:

    La idea de que vivimos como pensamos es simple y a la vez resulta algo tremendamente complejo.
    Deseo esa Inteligencia Emocional para mi vida.

  56. Vidas que inspiran… Matthieu Ricard « Maestroviejo's Blog:

    […]  http://www.inteligenciaemocionalysocial.com/301/uncategorized/vidas-que-inspiran%E2%80%A6-matthieu-r… // Tu voto:Share this:FacebookCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. […]

  57. Vidas que inspiran… Matthieu Ricard « Luz Arcoiris:

    […]  http://www.inteligenciaemocionalysocial.com/301/uncategorized/vidas-que-inspiran%E2%80%A6-matthieu-r… […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.