Autor: admin 19 marzo 2013

«La mirada de Elsa» es la sección de el programa Redes en la que Elsa Punset analiza de cerca la realidad y ahonda en las emociones humanas para que comprendamos mejor lo que nos rodea y lo que nos pasa por dentro.

Este es el vídeo de «La mirada de Elsa» correspondiente al capítulo de Redes «Drogas, un tabú a vencer», emitido en La 2 de Televisión Española el 17 de marzo.


2 Respuestas to “Auto aceptación”

  1. Marco Antonio:

    Me gustó el video me lo envió un buen amigo, interesante el ejercicio, trataré de ponerlo en práctica

  2. Fernando:

    Hola Elsa,
    Escribo para dar mi opinión sobre el programa “Auto-aceptación”. En el, se concluye que la felicidad no es un estado estable, aparece y desaparece a lo largo de nuestras vidas, y es mejor aceptar que no estamos programados para ser constantemente felices…, sin embargo, creo que si se pueda conseguir un estado de “felicidad” permanente o casi permanente.
    La clave está en redefinir el concepto de “felicidad”, ya que hoy en día tendemos a relacionarlo con placer, y aquí radica el problema. En nuestra sociedad para que algo nos de placer tenemos que buscarlo fuera de nosotros, no solo con las drogas, si no con cualquier otra cosa que nos estimule (un viaje, una película, una fiesta, etc.) y produzca en nosotros alguna emoción “positiva” y que realmente no es más, normalmente, que un exceso (euforia) que nos saca del estado de equilibrio (estabilidad, tranquilidad, bienestar) que es lo que deberíamos cultivar.
    Como dice el neurólogo Joseph E. Leroux en la frase “la tiranía de la felicidad”, nuestra vida se convierte en una búsqueda incesante de placer y un rechazo permanente de lo no placentero, manteniéndonos en un estado de “dualidad” (esto me gusta, esto no me gusta). La clave está en aceptar todo ecuánimemente, sin etiquetas (positivo, negativo), de una forma más objetiva (lo que es positivo para unos puede ser muy negativo para otros; p.ej: un día en la playa puede ser “super” placentero para el que le guste el sol y una auténtica tortura para el que no), y redefinir el concepto de felicidad por el de bienestar, calma o equilibrio, que es el estado natural del organismo.
    Es decir, una “felicidad incondicional”, que no dependa de causas y condiciones externas. Y que solo puede venir de un estado interno de calma. Que desde mi punto de vista (condicionado por el Buddha Shakyamuni), solo se consigue “dejando de buscar la felicidad”, es decir abandonando el deseo de buscar siempre el placer, porque cuando las causas y condiciones (viaje, película, fiesta, etc.) para este terminen, y lo harán (por la ley de la “impermanencia”), experimentaremos, sin duda alguna, lo contrario.
    Para concluir, desde mi corta experiencia de vida la única manera de alcanzar este estado de “felicidad incondicional”, es a través del estudio crítico y la contemplación de la realidad. A mi seguir el camino budista me ha proporcionado y me proporciona las herramientas necesarias para salir de la “montaña rusa” de las emociones e ir día a día aumentando mi porcentaje de “Felicidad duradera”.

    Muchas gracias

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.